Jorge Aparicio

La interpretación empezó a picarme por prolongar lo de seguir siendo imbécil, desde que era un niño jugando en el parque con mis amigos a ser piratas hasta mis viernes por la tarde en 5° de primaria haciendo sketches de cruz y raya para toda la clase, no sé muy bien cómo, el caso es que di con el botón para parar el tiempo.
Más tarde me formé profesionalmente y en el proceso descubrí (...)

Saber más.

Daniela Saludes

Miro atrás y veo que ya llevo trabajando en lo que me gusta dos décadas. Que sigo en esta carrera de fondo pisando cada escenario y cada set de rodaje con la misma pasión y respeto, controlando mejor los nervios propios del arranque de cada proyecto pero, evidentemente, acumulando experiencia. Que me gusta contar historias; transmitir sus emociones y conflictos compartiéndolos con el público. Miro más atrás y (...)

Saber más.

Miguel Ángel Somé

Me llamo Miguel Ángel Somé y la razón por la que soy actor se puede resumir en un fragmento muy breve de tiempo: es el que se produce entre esa sensación de caída libre que se siente justo antes de actuar, esa conversación interna en la que te preguntas ¿qué diablos haces aquí, en qué momento se me ocurrió dedicarme a esto? Y la paz que sientes al vocalizar la primera (...)

Saber más.

Beatriz Medina

Siempre tuve claro que quería dedicarme a esto, aunque la timidez que por aquél entonces me caracterizaba no me lo pusiera fácil. Desde el momento que decidí estudiar interpretación y comenzar a apostar por esta profesión, tuve claro que iba a ser una de las decisiones más importantes de mi vida, y efectivamente, me la cambió (...)

Saber más.

Daniel Rimón

Desde que era pequeño o mejor dicho, desde que tengo uso de razón me considero ACTOR. Así, con mayúsculas. Porque actuar es la pasión que me mueve, que me quema las entrañas, que me acelera el corazón. Gracias a esta profesión he sobrevivido a tiroteos, salvado vidas, he sido malo, he sido bueno, he sido Dios y el Diablo. He vivido mil vidas y quiero vivir mil más (...)

Saber más.

Azahara García

Con tres años una profesora me oyó cantar flamenco en clase y meses después me puso a cantar María de la Ó delante de todo el colegio. En todos los bailes, todos los recitales y todas las obras de teatro de mi colegio estaba yo. Mi padre empezó a trabajar en producciones de cine y me llevaba de vez en cuando, entre focos y cámaras encontré mi vocación. Estudié para formarme como actriz. Fue en (...)

Saber más.

Nacho Zorrilla

Con ocho años vi una pequeña producción de Oliver Twist y desde entonces lo tuve claro, lo que yo quería era subirme al escenario. Fue entonces cuando comencé mi formación como actor, y cada año que ha pasado ha servido para demostrarme lo enamorado que estoy de la interpretación. Conseguí entrar en la RESAD y me vine a Madrid desde mi pequeño pueblo de Cantabria, dispuesto a trabajar y (...)

Saber más.

Xero del Valle

Mi nombre es Xero, soy Pontevedrés y soy actor.
Confieso que de pequeño era más bien tímido, no me gustaba bailar por vergüenza, no me gustaba cantar, no me gustaba salir a un escenario. Pero todo eso cambió cuando me subí por primera vez a un escenario, desde entonces no he podido dejarlo (...)

Saber más.

Diego García

Soy Diego García y soy actor, me apasiona ese tramo de tiempo entre que se dice acción y corten, ese momento de jugar estando en la piel de otra persona.

¿Sobre mí? Soy gallego, me encanta el deporte y la vida sana, me he formado en El Club de Actores de Barcelona y actualmente vivo en Madrid (...)

Saber más.

Sylvie Marqués

¿Qué me define? Desde que tengo uso de razón actuar ha formado parte de mí. Imaginad una niña que con tan solo cinco añitos cursó ballet y flamenco. El escenario es parte de mi identidad. Esa es Sylvie Marqués. Esa soy yo. Sin embargo, cuando a los quince decidí comenzar mis clases de teatro, me di cuenta de que por primera vez disfrutaba de verdad encima de un escenario (...)

Saber más.

Ángel Villalón

A los 10 años probé la sensación de estar subido en un escenario y desde entonces nunca más me he podido bajar.  Cuando vas creciendo, vas entendiendo la importancia de esta profesión y la responsabilidad que requiere: ser el transmisor de historias, ser capaz de llevar realidades cotidianas o marginadas, ser el vehículo de ideas, pensamientos y acciones. Ser capaz de llevar la (...)

Saber más.

Celia Morán

Cuando mis abuelos me enseñaban a amar el campo, veía a los animales libres por la sierra, o escuchaba conversaciones entre señoras de mesa camilla y rosario, mi cabeza infantil inventaba un ditirambo del que quería formar parte. Entonces, la imaginación se me disparaba soñando otras realidades que tomaban como base la mía propia. Sin darme cuenta, estaba aprendiendo lo importante que es  (...)

Saber más.

Miguel Carbajo

Soy una persona sociable, disciplinada y amiga del trabajo en equipo; prudente, pero deseosa de aprender. Mi objetivo es desarrollarme como creativo y artista, en un ambiente estimulante y colaborativo que me permita evolucionar como profesional y alcanzar mis metas (...)

Saber más.

Patricia Ros

Desde que soy pequeña actuar es mi gran pasión, mi madre me apunto a clases de teatro para quitarme la vergüenza, y al subirme al escenario me di cuenta de que quería hacer esto.
Soy Patricia Ros y soy de Zaragoza pero vivo en Madrid, me vine a estudiar interpretación, cosa que seguiré haciendo el resto de mi vida, ya que un actor nunca acaba de formarse, siempre hay algo nuevo que (...)

Saber más.

Chemi Hitos

Soy Chemi Hitos y actuar es mi forma de vida. Cuando el mundo de las artes escénicas llamó a mi puerta, allá por entonces cuando vivía en Granada, mi tierra natal, no pude resistirme y lo dejé todo para venir a Madrid a empezar como artista. Desde ese momento lo vi claro, quería ser actor, quería vivir y exprimir las experiencias que el arte y esta maravillosa profesión me ofrecían. (...)

Saber más.

Sara Janssen

Desde muy pequeña me di cuenta de que contar historias y hacer que trasciendan era mi pasión. Fueron mis abuelos los que me descubrieron el mundo del teatro y me enseñaron a amarlo tanto como les apasionaba a ellos. Y el día que me di cuenta de que era esto lo que me hacía feliz, de que era esta mi vocación, hice todo lo posible para cumplir mi objetivo: ser actriz. Me mudé de Granada a Madrid para (...)

Saber más.

Gonzalo Borregón

  ¿Y si hacemos otra versión de Caperucita con un lobo bueno y en el bosque de edificios de una ciudad? Si se cuenta ameno y gracioso el público se lo creerá, pero primero se lo tienen que creer los actores. ¿Quieres que sea tu lobo? (...)

Saber más.

Vanessa Pámpano

Siempre me encantó aprenderme los guiones de las pelis, de ponerme en la piel del personaje. Desde muy pequeña estudié teatro y muy pronto comencé a interesarme por el cine y los medios de comunicación. Me formé como licenciada en Comunicación Audiovisual, soy extremeña y (...)

Saber más.

Óscar Zautúa

Vallisoletano como Emilio Gutiérrez Caba , de padre músico, riojano como el cantante Pepe Blanco y de madre poetisa y actriz, jienense como la bailarina María Rosa, el niño sólo podía salir artista, (eso decía mi abuela). Y será por ello que en cuanto pude estudié arte dramático. Hace ya 25 años que Madrid me acogió para hacer lo que más me gusta (...)

Saber más.

José Ramón Arredondo

Recuerdo la primera vez que actué. Bueno, la primera vez que "tuve frase". La primera vez que pisé un escenario, no la cuento porque hacía de Pastor 3 y era un figurante frustrado que no entendía ¿por qué tenían frase otros niños a los que el teatro no interesaba en absoluto? Lo justificaba diciéndome a mí mismo que la profesora me (...)

Saber más.

 

María Sanz

"La niña os va a cantar una canción" se oía a mi padre cuando venían visitas a casa.
Y ahí estaba yo montando el numerito sin vergüenza ninguna.
"Una niña de 1º os va a cantar una canción" decía el profesor Don Cirilo a los alumnos de otros cursos.
Y ahí estaba mi hermana muerta de vergüenza porque sabía que yo era la que venía a cantar
(...)

Saber más.

 

Jose Andrés Martín

A todos de pequeño nos ha gustado siempre disfrazarnos, imitar o por qué no contar algún que otro chiste.
“Y sí cuéntalo tú anda que tienes más gracia” me decían en la familia. Luego empecé a contar historias en la calle ,en el teatro por mi Valladolid natal, hasta que un buen día
 
(...)

Saber más.

 

Clara España

Supe que quería rondar por los escenarios cuando allá por los 7 años me subí al primero con el coro de mi barrio, y poco después hicimos la típica obra de fin de curso en la que tu personaje tiene alrededor de cuatro palabras, que además son algo como “sí, soy una ardilla” pero las disfrutas como si fueran algo como “ser, o no ser” (...)

Saber más.